Categorías
Otros Vida Cristiana

Felizmente Solteros, Zorceles Davila

Muchas personas le tienen pavor a la palabra “soltería”. Es como si implicara lástima, fracaso o desesperación. A veces la soltería se asocia con algo triste, algo trágico o con una desdicha.

A juzgar por las reacciones de las personas, parece como si estuvieses anunciando una enfermedad crónica o incurable. Por ello, Zoricelis Dávila, da un pantallazo acerca de los sentimientos, emociones y posturas que hacen a los solteros personas satisfechas con sus vidas.«Felizmente Soltero» es un libro revelador, publicado por Mundo Hispano.

La gente asocia la frase “soy soltero” con “estoy solo y me siento solo”. No necesariamente estos dos conceptos van juntos y acompañados. A veces las mismas personas solteras se ponen esta misma etiqueta; a veces otros le ponen la etiqueta al que no está casado.

Hay solteros que han elegido vidas cómodas de dependencia de otros, y las palabras “trabajo, esfuerzo y determinación” no están ni en su vocabulario ni en su vida. Sin embargo, la mayoría de los adultos solteros tiene que abrirse paso en la vida enfocándose en sus metas, sus responsabilidades y la voluntad de Dios. Estando solteros no se pueden dar el lujo de no trabajar o no luchar para salir adelante; nadie más va a realizar el trabajo por ellos.

“He oído personas que se refieren a los solteros hablándoles con diferentes tonos: Tono de envidia: Tú sí puedes porque eres soltero y no tienes responsabilidades. Tono de limitación: Tú no vas a poder hacer esto o aquello porque eres soltera. Tono despectivo: Ustedes los solteros… Tono de falso ánimo: Todo lo puedes en Cristo; estás en victoria, sonríe y canta que todo está bien para ti que eres soltero (minimizando la realidad de tu situación o necesidad solo porque estás soltero). Tono de respeto y admiración: Estoy orgullosa de ti porque, a pesar de estar soltera… (has salido adelante, le has hecho frente a la vida, has criado tus hijos sola…). Tono de apoyo y compresión: No estás solo, yo te voy a apoyar, yo te voy a acompañar en este momento difícil, me comprometo a acompañarte a orar contigo” aseguró Dávila.

Aunque el soltero no tiene pareja, en ocasiones tiene hijos, o es responsable por el bienestar de adultos mayores como sus padres, tal vez abuelos o algún familiar mayor que no tiene otra persona que cuide de ellos. En muchos casos tal vez la salud de estos mayores está deteriorada y dependen únicamente de este adulto soltero. Definitivamente, entonces, este adulto, aunque soltero, tiene responsabilidades mayores de modo que no se puede generalizar diciendo que los solteros no tienen responsabilidades.

“Tu soltería va a ser tan hermosa como tú quieras que sea o tan miserable como tú escojas que sea. Depende de tu actitud ante la vida y de las ideas que has adoptado a través de los años. Queremos que disfrutes de la vida que Dios te ha dado y permitas que él te use en el plan y llamado que tiene para ti, ya sea que tu llamado sea ser soltero o que estés en una etapa de soltería mientras llega la pareja que Dios ha creado y escogido para ti. Deseamos que encuentres el propósito de Dios para tu vida mientras estás soltero y disfrutes tu vida al máximo en Cristo” concluyó la autora.

Zoricelis Dávila es la autora del libro Felizmente soltero. Es una consejera y sicoterapeuta cristiana originaria de Puerto Rico. Posee una Maestría en Consejería Matrimonial y Familiar, y otra en Educación Cristiana. Es una conferencista muy buscada y, como tal, ha viajado a lo largo y ancho de los Estados Unidos, China y muchos países de América Latina. Zoricelis también es autora del best seller Una familia prevenida vale por dos. Reside en Fort Worth, Texas, donde tiene su consultorio de consejería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *